Dermatología Clínica y Estética, Dermatología Pediátrica - Buenos Aires, Dermoabrasión, Biopsias, Peeling, Bótox, Rejuvenecimiento Facial

Dirección: Hospital Metropolitano: San Gabriel s/n y Nicolás Arteta - Torre Médica III - Piso3 - Consultorio # 304

Horario: De Lunes a Viernes 10:00 a 13:00 a 16:00 a 19:00
Compartir en:

Galería de fotos y videos

¿Debo lavarme la cara ?

Los chicos y chicas con acné casi siempre tienen una piel que produce un exceso de grasa. Un lavado regular con productos específicos permite reducir este exceso. Se aconseja lavar las zonas afectadas, con agua tibia, dos veces al día (mañana y noche) utilizando un jabón suave. Debe secarse la cara con cuidado. Su dermatólogo le recomendará algún producto específico si lo cree necesario. Si la piel se irrita con facilidad quizás sea suficiente con un único lavado diario.

¿Es bueno hacer limpiezas de cutis o peelings?

La extracción manual de las espinillas puede ser útil en algunas formas de acné. Sin embargo, no deja de ser un procedimiento agresivo, en ocasiones realizado por personal no cualificado y en dudosas condiciones higiénicas, lo que puede en algunos casos favorecer las infecciones/cicatrices. Existen tratamientos tópicos prescritos por el dermatólogo que pueden conseguir un efecto similar y más permanente. Con respecto a los peelings, pueden estar indicados para eliminar cicatrices residuales una vez el acné ya ha sido controlado. Sin embargo, también parece recomendable consultar al dermatólogo que le aconsejará qué tipo de peeling debe realizar,  así como indicar centros especializados en estos tratamientos.

¿Es aconsejable manipular las lesiones (“petar” los granos, sacar las espinillas, etc...)?

De ninguna manera. La manipulación de las lesiones, incluso bajo condiciones higiénicas correctas puede favorecer la sobreinfección y aumentar la respuesta inflamatoria. Puede facilitar el desarrollo de cicatrices antiestéticas.

¿Es bueno tomar el sol?

Es cierto que en muchos individuos el acné mejora durante los meses de verano y con la exposición solar, aunque también es cierto que este efecto es temporal y habitualmente las lesiones vuelven a empeorar una vez  pasado el verano. Por otro lado, el sol acumulado a lo largo de los años favorece el envejecimiento cutáneo. Por todo esto es recomendable tomar el sol, pero con moderación, siempre evitando las horas de máxima intensidad solar (de 12 a 16 h) y con filtros solares elevados que no contengan grasa (oil-free, no comedogénicos).

Tengo acné en la barbilla. ¿Me puedo afeitar?

Se puede afeitar con normalidad, pero cuidadosamente, evitando traumatizar las lesiones. Previamente, es recomendable "ablandar"  la barba con agua tibia y jabón. Algunos pacientes prefieren usar una máquina de afeitar eléctrica.

¿Me puedo maquillar?

Las personas con acné deben evitar el uso de cosméticos que puedan actuar como comedogénicos, produciendo granos o espinillas. Básicamente deben evitarse todos aquellos productos que contengan grasa en su formulación, los que sean excesivamente hidratantes o aquellos que puedan producir un efecto oclusivo sobre la piel. Se aconseja utilizar productos oil-free o no comedogénicos que tendrán que retirarse por la noche usando un jabón limpiador. El  farmacéutico puede ofrecerle una amplia variedad de estos productos, puesto que muchos de ellos se venden en las farmacias.

¿Puedo comer chocolate? ¿Debo hacer alguna dieta "especial"?

No se ha demostrado que haya ningún alimento que empeore el acné. Se aconseja una dieta variada y adecuada a la actividad física que se realiza.

¿Hay "pastillas" que curen el acné?

Si los distintos tratamientos tópicos (jabones, cremas,..) no son efectivos en las formas muy graves de acné  (lesiones muy inflamatorias, quísticas o que dejan cicatrices), el dermatólogo le puede ofrecer diferentes tratamientos por vía oral. Entre estos, se incluyen los antibióticos y los retinoides (isotretinoína). Algunos de estos  tratamientos (retinoides)  pueden tener efectos adversos importantes (inflamación del hígado, aumento de las grasas en sangre, malformaciones fetales graves en mujeres embarazadas) y por lo tanto, SIEMPRE deben estar supervisados por un médico. No tome pastillas que le aconseje un amigo sin consultar antes a su dermatólogo.

Todos sabemos que debemos protegernos la piel de los rayos nocivos del sol. Pero es evidente que es imposible evitar el sol, ¿quién se quiere encerrar en casa cuando se está tan a gusto al aire libre? Además, no todo lo relacionado con el sol es negativo: la luz solar ayuda a nuestro organismo a producir vitamina D. Sigue los siguientes consejos cuando estés en el exterior para controlar la exposición al sol:

  • Ponte un protector solar con un factor de protección solar (FPS) de por lo menos 15, incluso cuando esté nublado o no tengas pensado pasar mucho tiempo al aire libre. Si sudas mucho o vas a nadar, repite la aplicación de la crema protectora cada 1,5 a 2 horas (incluso aunque utilices una crema solar que sea resistente al agua).
  • Elige una crema de protección solar que retenga tanto los rayos UVA como los UVB. Busca expresiones como "protección de amplio espectro" o "protección UVA", aparte de un FPS de 15 o superior. Elige una crema solar que sea "no acnegénica" o "no comedogénica" para ayudar a mantener limpios los poros de la piel.
  • Los rayos solares son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, de modo que, durante esas horas, repite a menudo la aplicación de la crema solar y haz pausas para resguardarte del sol. Las horas en que tu sombra sea más larga que tu estatura son más seguras para exponerte al sol (de todos modos, en esos momentos también deberás llevar crema protectora).
  • Utiliza más protección solar (con un FPS más alto) cuando estés cerca de una superficie reflectante, como el agua, la nieve o el hielo.
  • Todos sabemos que el sol puede provocar lesiones en la piel, ¿pero sabías que también puede provocar problemas en los ojos? Protégete la cara y los ojos con un gorro con visera o un sombrero, y ponte gafas de sol que tengan un 100% de protección UV.
  • Algunos medicamentos, como los fármacos que se recetan para el acné, pueden incrementar la sensibilidad al sol (y a las máquinas de rayos UVA), de modo que, si te medicas con alguno de estos fármacos, aumenta la protección solar.
  • Si te gusta estar moreno, intenta simular el bronceado con autobronceadores o tratamientos mediante aerosol que se aplican en algunos salones de belleza. Evita las máquinas de rayos UVA. Los rayos UV que irradian son tan nocivos como los del sol.

* Toxina botulínica

* Ácido hialurónico - Rellenos

* Plasma rico en Plaquetas

* Peeling

* Luz pulsada

* Depilación (bigote - axilas)

* Biopsias

* Dermatología