Cirugía General Oncológica y Laparoscópica

Dirección: Edif. Axxis Hospital Av. 10 de Agosto N39-155. y Diguja Cons. 404 Piso 4

Horario: Previa Cita
Compartir en:

Galería de fotos y videos

La cirugía general es la especialidad de la medicina que tiene competencia en el diagnóstico y tratamiento de las patologías que se resuelven mediante procedimientos quirúrgicos o potencialmente quirúrgicos, tanto electivos como de urgencia, de origen benigno, inflamatorio, traumático o neoplásico en los siguientes aparatos, sistemas y áreas anatómicas: aparato digestivo, pared abdominal, sistema endocrino, mama, piel y partes blandas, retroperitoneo y afecciones externas de la cabeza y el cuello.

El cirujano  general también está capacitado para enfrentar y resolver hasta cierto nivel de complejidad, en el ámbito de las urgencias de las patologías de las subespecialidades quirúrgicas ante la no disponibilidad de dichos especialistas, para iniciar el tratamiento, estabilizar y/o trasladar al paciente a un centro de mayor complejidad.

La Cirugía General debe ser considerada una especialidad en sí, como también una especialidad básica para la formación posterior en las distintas disciplinas quirúrgicas o especialidades derivadas. Constituye el eje central de la formación de las subespecialidades quirúrgicas y, por otro lado, el cirujano es el especialista preparado para manejar las patologías quirúrgicas prevalentes de un hospital de mediana complejidad.

Se conoce como oncología a la especialidad médica que se especializa en el análisis y el tratamiento de tumores tanto benignos como malignos. El concepto posee su origen en la lengua griega y está compuesto por los vocablos onkos (traducido como “masa”, “tumor”) y logos (en español, “estudio”).}

La oncología, por lo tanto, se encarga de detectar, combatir y controlar el cáncer. En el caso del tratamiento, contempla la posibilidad de someter al paciente a una cirugía y a terapias no quirúrgicas, como lo son la quimioterapia y la radioterapia.

 

Por otra parte, la oncología se ocupa de ofrecer cuidados paliativos a quienes padecen enfermedades terminales, indaga sobre las cuestiones éticas asociadas a la atención de los individuos con cáncer y aborda los exámenes genéticos focalizados en la detección de tumores.

Es posible distinguir entre diversos tipos de oncólogos (como se conoce a los expertos en oncología). De esta manera, podemos mencionar a los cirujanos oncológicos (especializados en la extracción de tumores), los oncólogos médicos (quienes emplean fármacos antineoplásicos, como la quimioterapia y la inmunoterapia) y los oncólogos radioterápicos (aquellos que proponen tratamientos a base de radiaciones).

Por otra parte, de acuerdo a los pacientes que atienden, los oncólogos pueden ser considerados como ginecólogos oncológicos (tratan el cáncer femenino) u oncólogos pediátricos (quienes se ocupan de atender a niños con diversas clases de cáncer), entre otros.

A la hora de hacer frente a un cáncer varios son los tratamientos existentes en la actualidad que se emplean unos u otros en función del tipo de enfermedad, del estado de la misma y de las características que presente el paciente en cuestión. Así, por ejemplo, podemos hablar de la cirugía oncológica que es aquella en la que el médico lleva a cabo la extracción del cáncer y del tejido que rodea al mismo.

En estos momentos se puede decir que es la modalidad terapéutica más efectiva para acabar con dicha enfermedad y se puede llevar a cabo con diversos objetivos tales como el diagnóstico en cuyo caso se llama biopsia, el preventivo, el estudio del estado del cáncer o el de reducción de la masa tumoral.

La radioterapia es otro de los tratamientos más útiles y utilizados para hacer frente a esta grave enfermedad. En concreto consiste en el uso de lo que son los rayos X de alta energía con el claro fin de reducir los tumores y también de eliminar las llamadas células cancerosas. Cuando esta alternativa es más efectiva es para acabar con tumores de pequeño tamaño.

CAM, medicina complementaria y alternativa, es igualmente uno de los pilares en materia de tratamientos para muchos pacientes. En concreto esta propuesta consiste en reducir dolores, así como en prevenir o reducir los síntomas del cáncer o curar el mismo mediante el uso de una serie de terapias como pueden ser la inmunoterapia, la acupuntura o la homeopatía.

En cuanto a la quimioterapia, es necesario recordar que se trata de uno de los tratamientos más usados por los oncólogos y que puede definirse como poliquimioterapia (cuando se basa en la combinación de múltiples citotóxicos que tienen diversos mecanismos de acción), la quimioterapia adyuvante (se administra después de un tratamiento principal como la cirugía), la quimioterapia neoadyuvante o de inducción (se recomienda antes de someterse a tratamientos quirúrgicos o de radioterapia) y la radioquimioterapia concomitante (conocida también como quimioradioterapia, la cual se administra de modo concurrente o junto a la radioterapia).

¿Qué es la cirugía laparoscópica?

La cirugía laparoscópica o “mínimamente invasiva” es una técnica especializada para realizar cirugía. Anteriormente, esta técnica se usaba por lo general para cirugía ginecológica y de vesícula biliar. Durante los últimos 10 años, el uso de esta técnica se ha ampliado e incluye la cirugía intestinal. En la cirugía tradicional “abierta”, el cirujano usa una sola incisión para entrar al abdomen. La cirugía laparoscópica usa varias incisiones de 0.5 a 1 cm. Cada incisión se denomina “puerto”. En cada puerto se inserta un instrumento tubular conocido como trocar. Durante el procedimiento, a través de los trocares se pasan instrumentos especializados y una cámara especial llamada laparoscopio. Al iniciar el procedimiento, el abdomen se infla con el gas llamado dióxido de carbono para proporcionar al cirujano un espacio de trabajo y visibilidad. El laparoscopio transmite imágenes de la cavidad abdominal a los monitores de video de alta resolución del quirófano. Durante la operación, el cirujano observa las imágenes detalladas del abdomen en el monitor. El sistema permite que el cirujano realice las mismas operaciones que la cirugía tradicional pero con incisiones más pequeñas.

En ciertos casos, el cirujano puede elegir usar un tipo de puerto especial que es lo suficientemente amplio como para insertar una mano. Cuando se usa un puerto para mano, la técnica quirúrgica se llama laparoscopia "asistida con la mano". La incisión necesaria para un puerto para mano es más grande que las demás incisiones de laparoscopia, pero es normalmente más pequeña que la incisión para cirugía tradicional.

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía laparoscópica?

En comparación con la cirugía tradicional abierta, los pacientes sienten menos dolor, tienen un período de recuperación más breve y hay menos cicatrización con la cirugía laparoscópica.

¿Qué tipo de operaciones puede realizarse con la cirugía laparoscópica?

La mayoría de las cirugías intestinales puede realizarse con la técnica laparoscópica. Éstas incluyen la cirugía para la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, diverticulitis, cáncer, prolapso rectal y estreñimiento grave.

Anteriormente, había preocupación por la seguridad de la cirugía laparoscópica en las operaciones de cáncer. En la actualidad, varios estudios en los que participaron cientos de pacientes han demostrado que la cirugía laparoscópica es segura para ciertos cánceres colorrectales.

¿Qué tan segura es la cirugía laparoscópica?

La cirugía laparoscópica es tan segura como la cirugía tradicional abierta. Al iniciar una operación laparoscópica, se inserta el laparoscopio a través de una incisión pequeña y cercana al ombligo. El cirujano inspecciona primero el abdomen para determinar si es seguro realizar una cirugía laparoscópica. Si hay una gran inflamación, o si el cirujano encuentra otros factores que impiden ver claramente las estructuras, puede tener que hacer una incisión más grande para terminar la operación de manera segura.

Toda cirugía intestinal implica un cierto riesgo, tal como complicaciones relacionadas con la anestesia y hemorragias o complicaciones de infección. El riesgo de toda operación lo determina en parte la naturaleza de la operación específica. La salud general de la persona y otros problemas médicos también son factores que afectan el riesgo de cualquier operación. Usted debe hablar con el cirujano acerca de su riesgo en particular para alguna operación.

Muchas personas luchan con su peso durante años antes de analizar los distintos tipos de tratamientos quirúrgicos para la obesidad que se encuentran disponibles hoy en día. Junto al grapado gástrico en el arsenal de procedimientos que vuelven a configurar el aparato digestivo para promover una pérdida de peso masiva están la cirugía de bypass gástrico laparoscópico, la cirugía bariátrica y otros procedimientos que cambian la vida. Todos ellos se describen a continuación.

Tipos de cirugía de pérdida de peso

Existen diversos procedimientos quirúrgicos para bajar de peso que se encuentran disponibles para tratar la obesidad. La cirugía bariátrica tiene dos abordajes principales para lograr la pérdida de peso y el tratamiento generalmente hace hincapié en uno de estos dos abordajes quirúrgicos para bajar de peso o una combinación de ambos.

  •          Abordaje restrictivo.
  •          Abordaje malabsortivo.

Asimismo existen diferentes técnicas que se pueden utilizar durante los procedimientos de cirugía bariátrica. Las dos técnicas son:

  •          Cirugía laparoscópica.
  •          Cirugía abierta.

Lea las secciones a continuación para informarse más sobre los abordajes y los tratamientos para la obesidad que utilizan los cirujanos durante la cirugía bariátrica laparoscópica o abierta.

Cirugía restrictiva de pérdida de peso

Este tipo de cirugía bariátrica implica la anulación de partes del estómago para reducir su tamaño y disminuir de este modo la cantidad de alimento que se puede ingerir.

El procedimiento laparoscópico de banda gástrica ajustable, más frecuentemente conocido como cirugía , es cada vez más popular. Este procedimiento restrictivo implica la utilización de una banda Silastic® para crear una bolsa gástrica más pequeña, lo que hace que los pacientes se sientan satisfechos después de ingerir una cantidad pequeña de alimento. Para obtener más información acerca de este procedimiento,

 Gastroplastía vertical con banda (VBG)

Esta cirugía de pérdida de peso crea una bolsa gástrica más pequeña al engrapar una sección del estómago y posteriormente utiliza una banda para restringir el pasaje del alimento hacia afuera de la bolsa. Después del grapado gástrico, el paciente no puede ingerir grandes cantidades de alimento de una vez. Una vez que el alimento sale de la bolsa, transita a través del tracto digestivo normal.

Cirugía malabsortiva de pérdida de peso

Este enfoque quirúrgico para bajar de peso implica la alteración del aparato digestivo para disminuir la capacidad del organismo de absorber calorías.

Derivación biliopancreática (BPD)

La derivación biliopancreática implica en primer lugar la creación de una bolsa gástrica más pequeña y luego la desviación de los jugos digestivos al intestino delgado. Se evita el paso del alimento por la primera parte del intestino delgado, donde se absorbe la mayor parte de las calorías. Esa sección, que contiene la bilis y los jugos digestivos pancreáticos, se vuelve a conectar al intestino delgado mucho más al final. Existe una variación de este procedimiento denominada derivación biliopancreática con “cruce duodenal”. Esta operación utiliza una porción más grande de estómago y deja unido el comienzo del duodeno, pero en otros sentidos es muy similar a la BPD estándar.

Bypass gástrico en Y de Roux extendido (distal) (RYGBP-E)

Este procedimiento de pérdida de peso es una variación de la operación de bypass gástrico en Y de Roux. Difiere en que se crea una bolsa gástrica algo más grande, pero se pasa por alto una porción significativamente más larga del intestino delgado. Se hace menos hincapié en la restricción de la cantidad de ingesta de alimento y más en la inhibición de la capacidad del organismo de absorber calorías.

Cirugía bariátrica restrictiva y malabsortiva combinada

Los dos procedimientos siguientes son operaciones combinadas en las que la reducción del estómago y un bypass parcial del intestino delgado funcionan en combinación como uno de los tratamientos más efectivos para la obesidad grave.

Bypass gástrico en Y de Roux

La cirugía para bajar de peso más frecuentemente realizada en los Estados Unidos es el bypass gástrico en Y de Roux. Esta operación supone una reducción importante del tamaño del estómago y la alteración del intestino delgado para inhibir la absorción de calorías. Para obtener más información, visite nuestra.

Cirugía bariátrica laparoscópica

A diferencia de la cirugía bariátrica “abierta”, la cirugía bariátrica laparoscópica y la cirugía de bypass gástrico implican la realización de varias incisiones pequeñas y una operación mediante una cámara de video. Un laparoscopio, el dispositivo utilizado para capturar el video, se inserta a través de una incisión abdominal. Esto proporciona al cirujano bariátrico una vista magnificada del interior del abdomen, lo que permite que la operación se realice con instrumentos quirúrgicos especiales y un monitor de televisión.

Los resultados a largo plazo para la cirugía bariátrica laparoscópica y la cirugía de bypass gástrico deben ser similares a los de los procedimientos abiertos. Las ventajas del abordaje laparoscópico incluyen menos dolor postoperatorio, un período de recuperación más corto y una cicatriz más pequeña.

Cirugía bariátrica abierta

Mientras que la cirugía bariátrica laparoscópica se puede realizar a través de varias incisiones pequeñas en la zona del estómago, la cirugía bariátrica abierta requiere una incisión más grande que comienza directamente debajo del esternón y finaliza justo encima del ombligo. Aunque tanto el procedimiento abierto como el laparoscópico producen resultados similares a largo plazo, la cirugía bariátrica abierta se asocia con un período de recuperación más prolongado.