Pediatra - Cirugía Pediátrica - Pediatría Médica, Cirugía Pediátrica - Especializado en la Universidad Central del Ecuador

Dirección: Edif Citimed, Av. Mariana de Jesús OE7-02 y Nuño de Valderrama. Piso 2, Consultorio 201

Horario: Lunes a Viernes de 9:00 a 18:00
Compartir en:

Galería de fotos y videos

El Dr. Edwin Ocaña con 31 años de trayectoria profesional es un especialista en Cirugía Pediátrica neonatal, problemas inflamatorios, infecciosos y quirúrgicos en lactantes y niños.

El Dr. Edwin Ocaña realiza INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS del aparato gastrointestinal, canal inguinal, diafragma, pared abdominal y obstrucciones adquiridas (esternosis hipertrofia del píloro)

Su experiencia y dedicación a la medicina pediátrica, generan confianza en los padres de los niños y niñas atendidos con responsabilidad y ética, verlos sonreir es el resultado de su trabajo.

 

Los defectos de pared abdominal son un grupo de malformaciones congénitas que representan defectos heterogéneos y comparten una característica en común, que es la herniación o evisceración de uno o más órganos de la cavidad abdominal, debido a un defecto en la formación de la pared abdominal. Las patologías más frecuentes de este grupo son la gastrosquisis y el onfalocele, sin embargo, existen más patologías que se incluyen en este grupo como la Pentalogía de Cantrell, complejo miembro pared, extrofia vesical y cloacal.

Todas estas patologías (excepto el onfalocele) guardan un origen embriológico en común que es la falla en el cierre de los pliegues laterales de la pared abdominal durante la cuarta semana del desarrollo embriológico. En este articulo revisaremos el examen normal y las malformaciones mas frecuentes de la pared abdominal, su diagnóstico y manejo.

Examen normal. En el primer trimestre, antes de las 12 semanas, es posible observar, en planos axiales y coronales el onfalocele fisiológico, donde identificamos asas intestinales que protruyen en la inserción abdominal del cordón umbilical. Estas asas son generalmente mínimas y deben regresar a la cavidad abdominal después de la semana 12

En el examen de las 20 a 24 semanas y en segundo trimestre, el examen del abdomen y su pared se realiza recorriendo desde cefálico a caudal el abdomen y ponemos atención tanto en su contenido como en la indemnidad de su pared para descartar defectos de ésta. Observamos la presencia de la sombra gástrica a izquierda y hacia derecha el hígado ecorrefringente con la vena umbilical, econegativa y con flujo al Doppler color, en dirección oblicua de izquierda a derecha y desde podálico a caudal. También hacia el tercer trimestre es posible observar la vesícula biliar. Más hacia podálico observamos las glándulas suprarrenales y los riñones a ambos lados de la columna. Hacia delante observamos la emergencia del cordón umbilical, sitio de asiento para defecto de la pared. Al dirigirnos más hacia caudal observamos como una sombra econegativa, a la vejiga urinaria, circundada por dos estructuras vasculares, las arterias umbilicales. Las asas de intestino delgado generalmente no son identificables en el examen normal del segundo trimestre ya que su lumen es virtual. Hacia el tercer trimestre el contenido incrementa y es posible identificarlas.

 

La alteración en el músculo cremáster se ha implicado en la patogenia de determinados procesos inguinoescrotales, sin que en la actualidad existan estudios concluyentes. El objetivo de nuestro trabajo es determinar si existen alteraciones en el músculo cremáster (MC) que ayuden a explicar la etiopatogenia de distintos procesos como la hernia inguinal, el hidrocele o el mal descenso testicular.

Realizamos el estudio en 42 pacientes afectos de: hernia inguinal (n = 14), criptorquidia (n = 14) e hidrocele (n = 14). Se toman muestras del músculo cremáster en el momento de la intervención quirúrgica. Las piezas quirúrgicas fueron repartidas por un lado para inclusión en formol y glutaraldehído y por otro, en suero fisiológico y congelación para estudio histoquímico. Se tiñeron con hematoxilina-eosina, Pas y hematoxilina fosfotúgstica. En el estudio histoquímico se empleó NADH, fosforilasas y el tricrómicro de Engel. Se valoran pará-

metros indicativos de cambios miopáticos.

Todos las muestras de MC de los tres grupos presentaron cambios miopáticos de tipo primario en distinto grado: primer, segundo y tercer estadio. Dichas muestras producen alteraciones en la contractilidad del músculo, lo que podría colaborar en la patogenia de las mismas. Le

existencia de cambios miopáticos primarios nos podría hacer pensar enuna miopatía primaria, si bien existen datos que apuntan a una participación neurológica en la misma.

LA CIRUGIA PEDIATRICA;  es la especialidad que tiene como fundamento la aplicación del saber y quehacer médico-quirúrgico en el período de la vida humana que se extiende desde la concepción hasta el fin de la adolescencia.

En general cualquier patología quirúrgica que se aplique sobre el niño sería potencial campo de esta especialidad, por lo que la patología que trata depende mucho del régimen interno del hospital, por lo que aconsejamos informarse (y mucho) a los interesados en realizar esta especialidad.
Sin entrar en demasiados detalles podemos intentar dar una serie de ejemplos de algunas patologías que tratan este tipo de cirujanos:

    • Tratamiento de la quemaduras en la infancia.
    • Diagnóstico y tratamiento de la atresia de esófago y de la fístula traqueoesofágica. Hendidura laringotraqueal.
    • Hernia hiatal y reflujo gastroesofágico.
    • Tumores del sistema nervioso central.
    • Tratamiento de la espina bífida y sus complicaciones.
    • Malformaciones congénitas de la cara. Síndromes del primer arco. Tratamiento del labio leporino y de la fisura palatina
    • Diagnóstico y tratamiento de la luxación congénita de cadera.